Experimenta el sexo tántrico con estos 5 ejercicios

Experimenta el sexo tántrico

La definición del sexo tántrico es el encuentro entre dos cuerpos para llegar al verdadero placer, se centra en las relaciones sexuales muy lentas con énfasis en la respiración sincronizada, el tacto, el contacto visual y la intimidad con la pareja. A diferencia del sexo normal, el objetivo no es el orgasmo, sino prolongar la sesión de sexo hasta sentir una conexión profunda. 

El sexo tántrico proviene del Tantra, una práctica oriental proveniente del budismo y el hinduismo. El tantra es un antiguo camino de meditación con raíces en la espiritualidad budista hindú y tibetana. Aunque el tantra implica estudio, meditación y ejercicios de respiración, el aspecto que más intriga a las personas es el método que propone en el sexo.

Esta práctica sexual beneficia mucho a las mujeres, puesto que les toma más tiempo para encenderse que los hombres. 

Se dice que está basado en la concentración y enfoque de las sensaciones y emociones interiores, sin dejar de ser consciente del exterior. Cada uno de los estímulos producidos en el encuentro servirá para conseguir una experiencia más profunda, es por esto que es importante tomarse tiempo para llegar al orgasmo, concentrarse en el presente, tener agua y comida cerca de la cama ¡y a desnudarse! Recuerda que la meta es conseguir verdadera sincronía y placer, sin que haya eyaculación de por medio. Te damos algunos ejercicios tántricos que serán de gran ayuda para comenzar a conocerte desde el interior de tu organismo.

Aprender a hacer contacto visual

Algo tan básico como una mirada es una de las más importante conexiones entre seres humanos. Cuando se trata específicamente del tantra budista esto cobra un mayor significado. Por medio de la vista se pueden enviar diversas señales a la otra persona, para que esta pueda conocerte mejor.  El ejercicio tántrico consiste en ser completamente consciente de los lugares que recorren tus ojos. Cada uno de los detalles que puedas observar te dará información sobre lo que siente la otra persona, la piel de gallina, la elevación de la temperatura corporal y el ritmo de la respiración son buenas señales de que estás entrando a otro nivel mental de conexión. Hay que concentrarse en ello y aprovechar el placer que le vas generando conforme vas recorriendo su cuerpo.

Exploración más allá del universo

La exploración más allá del universo se trata de olvidarse de los puntos simples, como la vagina y el pene. Podría sorprendente cuantos puntos de placer tiene tu pareja y, más aún, encontrar aquellos que no conocías de tu propio cuerpo.

Igualmente la exploración también se centra en la parte emocional de los involucrados en el acto. Los sentimientos y sensaciones son primordiales al momento de establecer el amor tántrico. Por ello al escuchar, sentir y ser sensible con el prójimo podrás lograr traer al momento muchos elementos que anteriormente habías pasado por alto.

La respiración también es clave en el sexo tántrico

Parte de la esencia principal del tantra está centrada en definitiva en la respiración. Por ello hay que aprender a hacerlo, sin agitarte y determinando lo que sientes en cada inhalación y exhalación. De la conciencia que tengas de la misma dependerá en gran medida la forma en la trabajas tu sexualidad e igualmente como vives tu orgasmo.

Experimenta con el ritmo

El “tantra music” es una forma de aprender a llevar el ritmo, haciendo ejercicios para ello. Es una práctica en la que te concentras en mantener una conexión tan fuerte en el sexo, que sientes que estás bailando con cada movimiento. Por ello la música es de gran ayuda, ya que te enseña a seguir al otro y adaptarse ambos a la cadencia que van formando. 

Aprende a dominar tu eyaculación

Finalmente el último ejercicio para aprender a dominar el sexo tántrico es controlar la eyaculación. Este puede ser uno de los pasos más fuertes, sobre todo porque muchas veces el acto sexual gira entorno a este punto. Hay que olvidarse de que la meta sea el orgasmo, esta práctica va más allá de ello. Se puede conseguir el clímax de otras formas completamente diferentes a la penetración vaginal y el sexo tántrico te da la libertad de experimentar con tu cuerpo y mente en un ambiente seguro y lleno de amor.

En Barcelona hay diferentes cursos de tantra que te permitirán conectarte con este aspecto de tu sexualidad, aquí algunos. Si crees que por tu cuenta no consigas avanzar, con ayuda en definitiva todo será mucho más gratificante. Solo debes intentarlo, te aseguramos que no tienes nada que perder y mucho placer por ganar con el sexo tántrico

Related Posts